31 C
Santo Domingo
domingo, julio 14, 2024
spot_img
spot_img

La fonda dominicana

Nada se compara como comer en una fonda, así dice un veterano camionero de Santo Domingo Este.

El origen de la palabra fonda tiene destinos confusos, aunque su llegada a República Dominicana viene con la colonización del nuevo mundo por los españoles.

Su aparición proviene del árabe hispano «fondac», procedente del árabe «funduq», relacionado con el término griego «albergue».

Para el XII en España se le designaba fonda al establecimiento público donde se hospedaban los mercaderes. También hoteles y posadas de transeúntes que, sumado a esa actividad, se les ofrecía alimentos.

Con la llegada de los primeros europeos a La Hispañola, la fonda fue tomando parte de la cultura social criolla y, con el tiempo, fue quedando para lugares de venta de alimentos cocidos en sectores populares.

Hoy en día visitar una fonda (comedor de clase obrera) es parte fundamental de un amplio segmento de la población.

Dentro de sus ventajas está el mezclar una serie de alimentos con variedad menuda, que no permiten los restaurantes a la carta. Un ejemplo del pedido de un ciudadano en fonda es la siguiente: «Dame arroz blanco, con habichuelas, pollo guisado, pero al concón ponle salsa de res, y por ensalada ponme berenjena frita».

La gastronomía dominicana tiene una profundidad muy ventajosa en las fondas, y éstas forman parte de la poderosa identidad cultural de nuestro país.

Sin lugar a dudas, los comedores tipos fondas son una #MarcaPais.

El que entendió, entendió

#Historia #MarcaPais #Cultura #Gastronomia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí