Tom Hanks, el buen chico de Hollywood

0
7
Tom Hanks.

Ha sido protagonista de películas como “Big”, “Forrest Gump” y “Cast Away” y su carisma y personalidad han hecho de él uno de los actores más queridos de Hollywood. Tom Hanks, que pertenece a ese tipo de personas que gusta a prácticamente todo el mundo, cercano, héroe normal y extraordinariamente convencional, cumple 65 años.

El actor cuenta con una de las carreras más estables en Hollywood y, por lo general, su nombre suele ser garantía de éxito para las películas en las que aparece. Sin estridencias ni enemigos, al menos conocidos, y una buena reputación que comenzó hace años, Tom Hanks es uno de los actores más queridos y respetados hoy en día.

Tom Jefrrey Hanks nació hace 65 años en Concord, California. Su padre era cocinero itinerante y su madre trabajaba en un hospital. Con apenas cinco años, sus padres decidieron divorciarse y él y sus hermanos mayores se quedaron con el padre, mientras que su hermano pequeño permaneció con su madre.

DE CALIFORNIA A NUEVA YORK.

Tom, su padre y sus hermanos se mudaban frecuentemente, “para cuando tuve diez años, había vivido en diez casas diferentes”, dijo el actor a un medio de comunicación estadounidense.

El año pasado en una entrevista para “In Depth with Graham Bensinger” contó que él y sus hermanos lo vivieron de maneras diferentes y que a él le encantaba, que había aprendido ciertas habilidades, por ejemplo, a cómo hacerse con la gente.

“Nunca me intimidaron los cambios. Era como el hijo de un militar que había vivido en todo el mundo”, señaló en una entrevista con la periodista Oprah Winfrey.

“Hubo momentos en los que quizás había cierto grado de soledad porque… como que pasaba desapercibido… No tenía realmente adultos, “per se” cuidando de mí”, dijo, sin embargo, a Bensinger.

Su padre trabajaba fuera casi todo el día y los hermanos tenían que ser autosuficientes. “Pero no fui maltratado, siempre tuve una llave de casa, siempre pude beber la leche que había en la nevera, tanto si había alguien en casa como si no. Así que, en realidad fue, probablemente, el contexto perfecto para un tipo cuyo trabajo es ponerse ropa que no es la suya y simula ser alguien que no es”, comentaba.

Sus padres volvieron a casarse y estos matrimonios implicaban que los hermanos tenían nuevos hermanastros. “Era muy confuso. Escuchaba a menudo ‘estos son tus nuevos hermanos y hermanas’”, comentó el actor a Oprah.

“Si nadie hubiera usado las palabras hermano y hermana habría estado bien. Deberían haber dicho ‘estos son niños de tu edad con los que vas a vivir durante un tiempo’. Dos años y medio después, decía ‘¿qué pasó con ese hermano y hermana que teníamos?’”, añadía el actor.

Al acabar el instituto en Oakland (California), Hanks se matriculó en la universidad antes de pasarse al programa de teatro de la Universidad Estatal de ese Estado. En 1980 dejó los estudios universitarios y se mudó a Nueva York en 1980, el mismo año en el que consiguió un papel en la serie “Bosom Buddies”.

FAMA Y AMOR.

En 1984, Hanks rodó “Splash” a las órdenes de Ron Howard, con quien ha trabajado en otras tres ocasiones: “Apollo 13”, “The Da Vinci Code” y “Angels and Demons”.

Ese mismo año rodó “Bacherlor Party”; un año después “Volunteers” y, en 1986, “The Money Pit”. Dos años más tarde llegó el papel que le valió su primera nominación al Óscar, el de Josh en “Big”.

“Splash” le abrió las puertas a las comedias románticas, como la mencionada “The Money Pit”, “Sleepless in Seattle”, “You’ve got an email” y “The terminal”, entre otras.

Pero no solo de comedias románticas vivía Hanks, que ganó su primer premio de la academia, en 1994, por su trabajo en “Philadelphia”, dirigida por Jonathan Demme, en la que daba vida a un abogado despedido cuando sus jefes se enteran de que padece sida. Un año más tarde, volvió a subir al escenario para recoger otro Óscar por su papel en “Forrest Grump”.

Después llegaron otros títulos que ayudaron a consolidar su fama y reputación como “Saving Private Ryan”, de Steven Spielberg; “Cast Away”, de Robert Zemeckis; “Catch Me If You Can”, también de Spielberg; “Road to Perdition”, de Sam Mendes; “Bridge of Spies”, de nuevo bajo la batuta de Spielberg y “News of the World”, entre otras.

Hanks está casado desde 1988 con la también actriz Rita Wilson y forman uno de los matrimonios más estables de la meca del cine.

Se conocieron en 1981, en el rodaje de “Bosom Buddies”, pero por aquel entonces el actor estaba casado con Samatha Lewes, la madre de sus dos primeros hijos.

“Tener un hijo con 21 años fue lo mejor que me pasó porque no fumaba hierba. No consumía drogas, no era un fiestero”, dijo a BBC Radio.

Hanks y Lewes se separaron y volvió a encontrarse con Wilson en el rodaje de “Volunteers”, en 1985. Un año después hicieron pública su relación y en 1988 pasaron por el altar.

El año siguiente, al recoger el Globo de Oro por “Big” dijo: “Es maravillosa. Rita Wilson, gracias, cariño, por casarte conmigo”. En 1990 tuvieron su primer hijo juntos y cinco años después, el segundo.

“33 años de matrimonio con mi mejor amigo, mi amante, mi hombre”, escribió Wilson en una frase que acompañaba una foto de ambos el uno de mayo, el aniversario de boda de la pareja.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here