31 C
Santo Domingo
viernes, abril 12, 2024
spot_img

El mundo se une contra el cáncer de cuello uterino, que golpea a las mujeres más pobres

COLOMBIA.– El mundo debe acabar con la tragedia que supone para millones de mujeres el cáncer de cuello uterino, una enfermedad que en 2022 causó la muerte a 348.000 de ellas, principalmente en países pobres, dijeron estos martes expertos reunidos en Cartagena de Indias.

Las dimensiones de esa tragedia fueron expuestas en la apertura del primer Foro Mundial para la Eliminación del Cáncer de Cuello Uterino en el que participarán hasta el jueves más 300 líderes y expertos en salud de diversos países y organizaciones internacionales.

Según datos presentados por la representante en Colombia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Gina Tambini, «el cáncer de cuello de útero es el cuarto cáncer más común entre las mujeres».

«Tenemos una gran tarea no solamente en Colombia sino en todo el mundo», manifestó el ministro de Salud de Colombia, Guillermo Jaramillo, anfitrión del encuentro.

Jaramillo destacó el interés que tiene Colombia de contribuir a alcanzar los objetivos trazados por la OMS cuando en 2020 presentó la estrategia para eliminar el cáncer cérvico-uterino en todos los países para el 2030 con la ayuda de la vacunación, pues esta es una enfermedad que se puede prevenir.

«Esto es algo que afecta al mundo, sobre todo a los sectores más pobres y necesitados», añadió Jaramillo, quien señaló que en Colombia se producen anualmente cerca de 2.000 muertes por el Virus del Papiloma Humano (VPH), una enfermedad de transmisión sexual.

Vacuna disponible

En ese sentido, la directora del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, Bente Mikkelsen, señaló que la vacuna existente puede evitar 62 millones de muertes por cáncer de cuello uterino en los próximos cien años.

«Esperamos prevenir 62 millones de muertes en el próximo siglo, eso va a requerir una masiva e inimaginable movilización en términos de tamizaje y tratamiento y necesitamos que todos los actores estén involucrados», afirmó.

Mikkelsen calificó como «promesa única e histórica» la hecha hace cuatro años por los países del mundo de «proteger a las familias contra el cáncer cérvico-uterino que es una amenaza contra las familias».

Por eso abogó por el uso de «una vacuna tan efectiva para prevenir ese tipo de cáncer» y añadió que «no hay excusa para no aplicarla».

Según la funcionaria de la OMS, «solamente el 42 % de los países de bajos ingresos han introducido la vacuna en las agendas de vacunación y las cifras son más altas en los países desarrollados», pero no son suficientes.

Diez millones de euros de España

Para apoyar ese esfuerzo, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, anunció que su país contribuirá, por medio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), con 10 millones de euros (unos 10,8 millones de dólares) en los próximos tres años a la lucha contra el cáncer de cuello uterino en el mundo

«España a través de su agencia de cooperación pone a disposición de los países socios 10 millones de euros en los próximos tres años para avanzar en la cobertura, la formación de profesionales, la sensibilización del trabajo de prevención y detección previa temprana», manifestó.

El ministro español fue enfático al afirmar que el mundo tiene en sus manos la posibilidad de erradicar ese tipo de cáncer que, como golpea más a las mujeres de países pobres que no tienen acceso a vacunas y tratamientos, acaba siendo otra forma de desigualdad.

Según el jefe de la diplomacia española, en un momento de «múltiples crisis mundiales» no se puede descuidar una enfermedad que afecta «de manera desproporcionada a las mujeres y a las niñas», principalmente de países de renta baja y media, donde está el 85 % de sus víctimas.

«No podemos renunciar al final a salvar a cientos de miles de mujeres de carne y hueso con nombres y apellidos, nos comprometemos a seguir trabajando con nuestros socios para aumentar el acceso a las vacunas contra el virus del papiloma humano», agregó.

En la misma línea se manifestó Antón Leis, director de la Aecid: «Teníamos mucho interés en poder estar aquí en este momento tan importante para la salud global y sobre la salud de las mujeres (…) que es sobre todo un problema de inequidad».

Los gobiernos de Colombia y España se han asociado con la Fundación de Bill y Melinda Gates, la OMS, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otros organismos internacionales para impulsar el compromiso con la agenda por la eliminación del cáncer cervicouterino para 2030.

«Aquí, comparado con otros desafíos de salud, sabemos perfectamente lo que hay que hacer, es fácil y no es excesivamente caro», subrayó el director de la Aecid.

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

PUBLICIDADspot_img

+ POPULARES

COMENTARIOS RECIENTES