31 C
Santo Domingo
sábado, diciembre 10, 2022
spot_img

«Yo soy Jesucristo», videojuego que simula la vida del Hijo de Dios

POLONIA.- Un videojuego desarrollado en Polonia, y muy pronto a la venta, colocará al jugador en el papel de Jesucristo en varios pasajes de su vida, con la oportunidad de hacer milagros y combatir a Satán.

El estudio de Varsovia SimulaM ha estado desarrollando el videojuego durante años y lo publicará el próximo 1 de diciembre, justo a tiempo para las fiestas navideñas, cuando a la celebración religiosa se une la mayor temporada de ventas de todo el año.

Durante los primeros meses de 2023, los creadores de este videojuego lo actualizarán para añadirle nuevo contenido.

En el juego, cuya historia tomará unas diez horas para ser completada, se presenta una perspectiva en primera persona, de manera que se ven solo las manos del personaje protagonista: Jesucristo.

En distintas escenas inspiradas en la Biblia, el jugador podrá interactuar con Juan el Bautista, los apóstoles y hasta 60 personalidades, además de obrar «hasta 30 milagros icónicos» de la Historia Sagrada, como multiplicar panes y peces para alimentar a 5.000 personas, dividir el mar Rojo y curar a ciegos o leprosos.

Antes del enfrentamiento definitivo contra Satán en el desierto, Jesucristo podrá recargar su energía mediante la oración, no sin antes visitar los lugares más significativos recogidos en la Biblia.

Aparte de las «misiones» basadas en la habilidad o en la fuerza acumulada por el personaje, las decisiones tienen gran importancia en el desarrollo del juego, sobre todo si se elige el «modo historia», aconsejado para quienes no estén familiarizados con las mecánicas de los videojuegos en perspectiva de primera persona.

«ALGUIEN TENÍA QUE HACER UN JUEGO COMO ÉSTE»

Maksym Vysochanskiy, directivo del estudio de software responsable del proyecto, comentó a EFE cómo «hace 20 años» se sintió «inspirado por películas de animación como Shreck y Toy Story» y empezó a concebir la idea de hacer algo similar con la figura de Jesucristo.

Ante las posibles burlas o ataques que su idea pueda despertar, Vysochanskiy admite que «ya ha habido tales problemas después de la publicación del tráiler, pero… alguien tenía que hacer un juego como éste».

Por otro lado, el directivo de SimulaM asegura haberse documentado a fondo con la lectura de «cuatro traducciones diferentes de la Biblia» y aunque también consultó los manuscritos del mar Muerto, subraya que solo los hechos «canónicos» aparecen en su videojuego, cuya trama se centra en el Nuevo Testamento.

Cada capítulo -o fase- del juego va precedido de una cita de la Biblia que sirve como contexto para la escena con que se encontrará el jugador y, aunque plantear combates o rezarle al Espíritu Santo no casen muy bien con la ortodoxia católica, los creadores del juego lo justifican en aras de la diversión y los retos que un producto de ocio debe proporcionar.

Desde el nacimiento hasta la resurrección, los episodios más conocidos de la vida de Jesucristo tienen su versión lúdica en esta producción, como la multiplicación de los panes y los peces, la curación de leprosos o devolver la vista a un ciego.

La presencia satánica, que pretenderá desanimar al jugador para que no «se empeñe en salvar a esos humanos que al final te traicionarán», aparecerá de vez en cuando bajo una voz femenina y tratará de desviar sus esfuerzos de los retos que jalonan su camino hasta la última cena.

LA INDUSTRIA DEL OCIO «CATÓLICO» EN POLONIA

Según encuestas recientes publicadas en la prensa polaca, un tercio de la población de este país dice que nunca va ni irá a misa, más de la mitad asegura no confiar en la Iglesia y se estima que actualmente solo un 30 % de los polacos va a la iglesia al menos una vez a la semana.

A las alternativas de ocio de orientación católica se unió en 2020 la plataforma de vídeo bajo demanda «Katoflix», que nació como una réplica a Netflix, con contenido «seguro» y apto para todos los públicos, con especial atención a las familias católicas.

En la web de esta empresa, basada en Cracovia, se puede leer su lema «vide opera Dei» («vea la obra de Dios», en latín) y, a diferencia de otros servicios similares, no se ofrece en forma de suscripción mensual, sino como contenedor de películas, series y documentales con precios individuales para su visionado.

La compañía polaca PlayWay, a la que pertenece el estudio que ha producido este videojuego, es una de las más importantes del país en el sector del entretenimiento electrónico y en su catálogo abundan los simuladores de todo tipo: de mecánico de coches, de granjero e incluso de ladrón.

Por su parte, el estudio dirigido por Vysochanskiy prepara futuros lanzamientos de videojuegos basados en la huida de Moisés de Egipto o la construcción y gestión del Arca de Noé. E

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

+ POPULARES

COMENTARIOS RECIENTES