Policía haitiana no mostrará las imágenes del asalto; magnicidio costó US$30 millones

0
99
Léon Charles, director general de la Policía de Haití.

PUERTO PRINCIPE.- El director general de la Policía de Haití, Léon Charles, rechazó este jueves la posibilidad de revelar de momento las imágenes del asalto a la residencia del presidente Jovenel Moise, asesinado a tiros el pasado 7 de julio.

Charles, que respondió por primera vez preguntas de la prensa desde que se produjo el magnicidio, explicó que no se pueden divulgar esas imágenes ya que se deben seguir los procedimientos que marca la investigación.

Te recomendamos:

“No podemos revelar más información al público hasta que el investigador nos lo permita”, dijo Charles en respuesta a una pregunta de la prensa, en relación a las grabaciones del momento del ataque.

Charles indicó que están abiertas dos investigaciones, una administrativa de la Policía, para determinar el papel de los agentes de seguridad que custodiaban la residencia presidencial, y otra en el ámbito judicial.

La rueda de prensa fue convocada para desmentir un reportaje publicado en Colombia que asegura que el primer ministro interino, Claude Joseph, estaría implicado en el magnicidio.

Magnicidio costó US$30 millones

Por otro lado, el magnicidio del presidente Jovenel Moise costó entre 20 y 30 millones de dólares, según Stanley Lucas, consejero presidencial y hombre de confianza del asesinado mandatario Jovenel Moise, en diálogo con Noticias Caracol.

Otra línea es la participación de los mercenarios colombianos, confirmada por la primera dama, quien resultó herida en el atentado contra el presidente de Haití.

“Confirmó que los mercenarios colombianos son ellos los que mataron a su marido y también llevaron tres balas a ella. Pensaba que fue muerte, pero con la ayuda de Dios todavía tiene vida”, señaló.

Para Lucas, hay complicidad de las fuerzas de seguridad, como la Policía, en el magnicidio del presidente de Haití, que ya habían intentado cometer en febrero pasado.

“En febrero 7, la cosa no fue un éxito. Ellos recalibraron el plan para asesinar al presidente. Probablemente, por eso, fueron a Colombia a buscar a los mercenarios que fueron parte de la conspiración que mató a nuestro presidente”, anotó.

La conspiración para asesinar al presidente de Haití , Jovenel Moïse, también pasa por los intereses del sector político y privado.

“El senador que se llama John Joel Joseph… rentó los carros que los mercenarios usaron para matar al presidente, él es conectado por uno de los oligarcas que se llama Dimitri Vorbe”.

Para las autoridades haitianas, el exsenador John Joel Joseph está señalado de ser el tesorero de la reunión, coordinar los encuentros con los mercenarios, alquilar vehículos y realizar los pagos.

Joseph Felix Badio, quien también es buscado por las autoridades, es señalado de alquilar una casa cercana a la del presidente, manipular placas de los vehículos, falsificar los distintivos de la DEA y adquirir equipos para la operación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here